Las mejores poses para desfilar con estilo en una pasarela

Las pasarelas de moda son mundialmente conocidas y vistas como el evento más importante de la moda, donde modelos y diseñadores se esfuerzan al máximo para demostrar sus respectivos talentos. Uno de los elementos más importantes para destacarse en una pasarela es la pose del modelo. Si bien hay muchos factores que influyen en el éxito de una pasarela, una buena postura es clave. En este artículo, te enseñaremos las mejores poses para desfilar con estilo en una pasarela.

La importancia de la pose en una pasarela

Antes de sumergirnos en las distintas poses que un modelo puede utilizar durante un desfile, es importante entender por qué es importante tener una buena postura. La manera en que un modelo se para y se mueve en la pasarela tiene un gran impacto en cómo el público y los jueces perciben la ropa y el diseñador. Una pose elegante y fuerte puede ser la diferencia entre destacar o pasar desapercibido durante el evento de moda.

La poses femeninas más populares

1. La pose clásica: Una pose clásica que siempre funciona es la postura recta con los hombros hacia atrás y el abdomen hacia adentro. Es importante darle al cuerpo una forma curvilínea y femenina, sin exagerar demasiado. 2. La pose de la blusa: Esta pose utiliza el escote de la blusa para destacar la línea del cuello y los hombros. El modelo debe colocar la mano detrás de la cintura y mirar hacia el frente para completar la pose. 3. La pose del vestido: Esta pose es comúnmente utilizada por modelos que llevan vestidos de corte bajo en la parte superior. El propósito de esta pose es enfocar la atención en la parte superior del cuerpo. El modelo debe juntar las manos delante de la cintura y levantar delicadamente el mentón. 4. La pose de la falda: Esta pose se utiliza para destacar una falda larga o una falda con una abertura en la costura. El modelo debe juntar las manos detrás de la espalda y dar un paso adelante para completar la pose.

Las poses masculinas más populares

1. La pose clásica: La pose clásica para los hombres es una postura recta con los hombros hacia atrás y el abdomen hacia adentro. A diferencia de las poses para mujeres, los modelos masculinos deben enfatizar su espalda y sus hombros en lugar de sus caderas y sus piernas. 2. La pose de chaqueta: Esta pose es comúnmente usada por modelos masculinos que lucen chaquetas en la pasarela. El modelo debe colocar las manos en los bolsillos de la chaqueta para dar un aire casual y despreocupado. 3. La pose del pantalón: Esta pose se utiliza para enfocar en el diseño de un par de pantalones ajustados. El modelo debe juntar las manos detrás de la espalda y empujar ligeramente la pelvis hacia adelante. 4. La pose de accesorios: Esta pose se utiliza para enfocar en los accesorios que lleva el modelo, como gafas, relojes o joyería. El modelo debe llevar la mano a la altura del cuello y mirar hacia el frente.

Consejos para una buena pose

1. La confianza: La confianza es clave al desfilar en una pasarela. Los modelos deben mantenerse erguidos y dar un paseo fuerte y seguro. 2. Practicar: Antes de desfilar en la pasarela, los modelos deben practicar las poses que utilizarán. Es importante dominar la técnica para que la pose parezca natural. 3. Enfocarse en el codo: Durante una pasarela, es importante prestar atención al codo del brazo que se mueve con más actividad. Este codo necesita mantenerse recto para que la postura parezca fuerte y enfática.

Conclusiones

Las poses de los modelos son una parte clave para destacar durante un desfile de moda. Las poses pueden utilizarse para enfocar la atención en diseños específicos, mejorar la confianza del modelo y hacer destacar a la ropa que se está presentando en la pasarela. Conociendo las distintas poses que existen, dominando la técnica y teniendo confianza en sí mismos, los modelos pueden hacer una gran diferencia en un evento de moda.